La NASA acaba de lanzar con éxito su primer microsatélite de la misión FASTSAT el pasado 19 de noviembre de 2010 a bordo de un cohete Minotauro IV del Complejo de Lanzamiento de Kodiak en la Isla Kodiak, Alaska.

FASTSAT es el primero de los microsatélites diseñado por la NASA para crear una capacidad que aumenta las oportunidades de las cargas útiles secundarias, en misiones científicas y tecnológicas, y poder así lanzar satélites al espacio con un costo menor que antes. El objetivo general de la misión FASTSAT es demostrar la capacidad de construir, diseñar y probar una plataforma de microsatélites que permita a los investigadores, instituciones académicas y de la industria,  llevar a cabo, a bajo coste o “low cost”, experimentos científicos tecnológicos con satélites autónomos, en el espacio. Estos satélites volarán en una óribita terrestre a baja altura.

El satélite sigue funcionando perfectamente después de su lanzamiento y puesta en órbita, como la fase de puesta en marcha de la misión. La misión FASTSAT es la primera y única que puede llevar varias cargas pequeñas a la órbita terrestre que hay en la Tierra.

Imagen: NASA

Fuente: NASA