Humedales y su Conservación
Limnología del paisaje o conservación de los recursos acuáticos

Los científicos de la Universidad del Estado de Michigan, han desarrollado una investigación, con un enfoque innovador e integral, que hace que la conservación y la gestión de lagos de agua dulce, pantanos,  arroyos y humedales, sea más integrada y eficaz.  

“Llamamos a nuestro enfoque la limnología del paisaje”, dijo Patricia Soranno, profesora asociada del MSU de la pesca y vida silvestre. “Es una nueva forma de estudiar el agua dulce, considerando todas las clases de aguas dulces juntas (lagos, ríos, pantanos y humedales) a medida que interactúan entre sí y con los paisajes naturales y la acción del ser humano. Nuestro objetivo es mejorar nuestra comprensión sobre la amplia diversidad de los recursos de agua dulce, para proporcionar a los gerentes del agua dulce, con base científica, las herramientas necesarias para gestionar y proteger estos recursos acuáticos. ”  

La investigación fue publicada  el pasado 1 de junio en la revista BioScience.  

Michigan tiene más de 10.000 lagos de agua dulce, con una extensión de más de 5 hectáreas, 30.000 millas de arroyos y más de 10.000 kilómetros cuadrados de humedales. Los organismos del Estado (principalmente el Departamento de Recursos Naturales y Medio Ambiente) se encargan de la enorme tarea de la gestión de estos recursos de agua dulce, para asegurarse de que todas las necesidades sean atendidas, incluyendo la supervisión de siembra de peces y la regulación de la pesca, aplicaciones de herbicidas para controlar las plantas acuáticas y la implantación de reglamentos y normas de retirada de nutrientes. Sin embargo, con unos presupuestos limitados, los datos que se puede recoger son únicamente un pequeño porcentaje de estos recursos acuáticos.   

La Limnología del paisaje, utiliza sistemas de información geográfica, o SIG,  datos de satélites y fotos aéreas, , incluyendo la información sobre el empleo de la tierra, suelos y geología alrededor de los recursos de agua dulce. Esta información se combina con los datos recogidos sobre el terreno, tales como números de población de peces o los niveles de nutrientes en el agua, para crear modelos que los responsables políticos, pueden usar para decidir  mejor la gestión y las estrategias de conservación y llegar así, a cumplir con sus objetivos.  

La Limnología del paisaje, se diferencia de la limnología tradicional, porque considera los recursos de agua dulce, como una parte integrada, de un complejo panorama de los elementos terrestres y acuáticos, en lugar de considerar cada lago o humedal, como una entidad aislada o sola.  

Soranno y los co-autores del MSU María Bremigan y Kendra Cheruvelil Spence, profesor asociado y ayudante de  pesca y vida silvestre, respectivamente, dijeron que los muchos de los actuales problemas ambientales, tienen causas que van desde escala local a escala mundial. Los tres son miembros del Grupo de Investigación de Limnología del Paisaje en MSU.  

Los usos de la tierra que van cambiando, las invasiones de especies exóticas y el cambio climático, son asuntos complejos que están vinculados, de forma que sólo pueden ser entendidos mediante la adopción de un enfoque que incluye todas estas escalas. “Un enfoque del paisaje que considera lo que está pasando, tanto a escala local como a la escala regional sobre el comportamiento del agua dulce, es realmente la única manera de estudiar este tipo de asuntos”, dijo Cheruvelil. “Si se observa en un solo ecosistema de forma aislada, no ve el cuadro completo.” aseguró el investigador del estudio.  

El MDEQ comenzó a utilizar el enfoque de los científicos del MSU sobre la ‘limnología del paisaje en 2006, para establecer y manejar los niveles de nutrientes en lagos de agua dulce del estado y los arroyos, y los gerentes están muy contentos con los resultados obtenidos.  

Imagen propiedad: iStockphoto/Steve Geer  

Fuente: Universidad de Michigan