Los pruebas de laboratorio a bordo la sonda Fénix de la NASA han identificado la presencia de agua en una muestra de suelo de Marte. El brazo robótico de la sonda situada en superficie marciana envió una muestra el miércoles a un instrumento que identifica vapores producidos por la calefacción de dichas muestras. Tenemos agua, ” dijo William Boynton de la Universidad de Arizona, el científico jefe del Thermal and Evolved-Gas Analyzer, o TEGA.

” Hemos visto pruebas de la existencia de hielo de agua antes en observaciones realizadas por el orbitador Mars Odyssey y también en pedazos que desaparecen observados por Fénix el mes pasado, esta es la primera vez que han tocado y probado el agua Marciana.”

Con los buenos resultados obtenidos hasta ahora y la nave espacial en forma buena, la NASA también anunció que aumenta la financiación de la misión hasta el 30 de septiembre. La misión original estaba programada para tres meses de duración y finalizaba este mes de agosto. La extensión de la misión añade cinco semanas hasta los 90 días de la misión principal.

Fénix está sana y las proyecciones de obtención de energía solar parecen buenas, luego queremos obtener la ventaja llena de tener este recurso en una de las ubicaciones más interesantes sobre Marte,” dijo Michael Meyer, el científico principal para el Programa de Exploración de Marte en la NASA, en la Oficina central de Washington.

La muestra de suelo vino de una zanja de aproximadamente 2 pulgadas de hondo. Cuando el brazo robótico alcanzó aquella profundidad, golpeó una difícil capa de suelo congelado. Fueron necesarias dos tentativas, durante varios días, para obtener muestras de suelo helado. La mayor parte del material en la muestra del miércoles había sido expuesto al aire durante dos días, dejando un poco del agua de la muestra vaporizarse.

Desde el aterrizaje el 25 de mayo, Fénix ha estado estudiando el suelo con un laboratorio de química, TEGA, un microscopio, una sonda de conductividad y cámaras. La misión examina el cielo así como la tierra marciana. Un instrumento canadiense usa un rayo láser para estudiar el polvo y las nubes en lo alto. “Es una bombilla de 30 vatios que nos da un espectáculo láser sobre Marte,” dijo Victoria Hipkin de la Agencia Espacial Canadiende.

Imágenes propiedad: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M University

Fuente: NASA