Rara explosión cosmica

Rara explosión cosmica

Un investigador de la Universidad de Leicester junto con otros científicos han anunciado el descubrimiento de una nueva explosión cósmica: un estallido de rayos gamma y una supernova asociada.

La Dr. Rhaana Starling, del Departamento de Física y Astronomía, presenta sus resultados de la investigación en un artículo publicado en la revista Royal Astronomical Society.

Los estallidos de rayos gamma (GRBs) son las explosiones más poderosas en el Universo, y se cree que provienen de la muerte de las estrellas más masivas. Estos destellos breves de rayos gamma, son recogidos por los satélites dedicados detectarlos, y envían una alerta a los astrónomos que se dedican a su estudio.

Este descubrimiento dual, de un estallido de rayos gamma y una supernova es notable en sus propiedades de alta energía: la radiación de rayos X revela que la explosión cósmica que se produce en segundo lugar, es la de la estrella. Este evento proporciona una confirmación muy necesaria de un fenómeno vislumbrado sólo una vez anteriormente,  y apoya la teoría de que los GRBs están realmente vinculados con la destrucción de las estrellas masivas.

Rhaana dijo:. “Esta supernova cercana  y el GRB, vistos juntos en una galaxia relativamente cercana, es un hallazgo raro y nos permite estudiar el origen de estas explosiones cósmicas enormes con gran detalle. Este evento es especialmente emocionante porque creemos que estamos asistiendo al mismo momento en que surgió la supernova “.

El descubrimiento fue realizado el 16 de marzo de 2010 con el satélite Swift de la NASA, utilizando la cámara de rayos X proporcionados por la Universidad de Leicester. Swift, observa el GRB, mientras que el Telescopio Gemini Sur, fue utilizado para encontrar una estrella en explosión – o supernova – en una galaxia a 820 millones años luz de distancia.

El equipo siguió los restos de la explosión cósmica en las instalaciones en tierra líderes en el mundo, a saber, el Very Large Telescope y el telescopio Gemini Sur en Chile,  el Telescopio Espacial Hubble y el satélite Swift.

Mediante el estudio tanto de la supernova y del resplandor GRB, los científicos esperan tener una visión completa de este evento cósmico, tan raro y peculiar al mismo tiempo.

Imagen: A. Levan/D. Bersier

Fuente: University of Leicester